¿Qué pasa cuando juntas el set de la Sydney Opera House de LEGO ® con el de Architecture Studio?

Que un AFOL como yo puede crear, entre otras cosas, edificios de estilo modernista, uno que a mí me parece particularmente muy bonito.

De amplias ventanas, suaves tejados y siempre volcado al exterior, este estilo arquitectónico proyecta amplitud, grandeza y un cierto halo de tranquilidad incluso cuando se trate de edificios pequeños y más bien estrechos.

En este caso, he ideado una maqueta de tres alturas con fachada texturizada más bajo y ático en blanco y beige. Tiene un aparcamiento interno techado y piscina con amplias áreas para tomar sol (también hay una sección bajo un largo toldo).

Está vallado por un muro alto en color cemento en todo su perímetro, excepto la parte frontal. Queda separado de la calle por un muro blanco en ángulo que sostiene las puertas de acceso de los coches, que pueden llegar a la propia entrada principal del edificio para buscar o dejar pasajeros bajo un amplio tejado circular.

En la parte posterior del edificio hay un dúplex (se puede ver la escalera de caracol desde fuera) que también tiene terrazas con vista a la piscina. Está cubierto por un tejado similar en forma al resto del edificio, en forma de cúpulas, pero de «cristal» tintado, en consonancia con las puertas del edificio y las ventanas principales (que son del mismo color).

La puerta principal de esta edificación esta flanqueda por jardineras a ambos lados de un pasillo ancho que llega hasta la acera.